¿Qué son los Thai Sticks y cómo puedes hacerlos?

¿Qué son los Thai Sticks y cómo se hacen? - WeedSeedShop

Thai Sticks: Discutiblemente el porro más potente de todo el mundo. Originándose en Tailandia quién sabe cuándo, este porro (si es que se puede llamar así) se volvió famoso en el occidente después de que soldados norteamericanos volvieron de la Guerra de Vietnam. Este artículo se sumerge en la historia de los Thai Sticks, al igual que al arte relacionado a crear el tuyo.

Cuando piensas al respecto, en general, la marihuana no ha cambiado mucho por los últimos… Oh… 4000 años. Seguro, nosotros ahora tenemos tecnología para extraer cannabinoides, convertirlos en aceite y ponerlo en plumas vaporizadoras, no necesitando más nunca los rolling papers. Pero a pesar de eso, la mayoría de nosotros ponemos un poco de marihuana en papel y lo encendemos. Nosotros seguimos haciendo prácticamente lo mismo con la marihuana a como lo hacían nuestros ancestros en la China.

Pero, ¿qué son estas cosas nuevas? ¡Bongs, vaporizadores, blunts y comestibles! Todos realmente están explorando todas las formas con las que pueden liberar el poderoso efecto contenido en esta flor deliciosamente penetrante. Los Thai Sticks son solo otra forma con la que puedes probar la marihuana y sus poderes mágicos.

Nosotros probablemente vamos a seguir encontrando formas increíbles y emocionantes de probar la marihuana por toda la eternidad. Si después de 4000 años seguimos encontrando nuevas formas de usarla, no parece que en algún momento se acabarán las ideas sobre sus múltiples formas de uso. Y todas las formas geniales con las que consumimos marihuana tienen su propia historia. Así que, ¿cuál es la historia detrás de los Thai Sticks?

Así es, los Thai Sticks vienen de Tailandia

¿Qué son los Thai Sticks y cómo se hacen? - WeedSeedShop

Esto no causa ninguna sorpresa. Los Thai Sticks ciertamente vienen de Tailandia, con una historia muy rica. Sin embargo, nosotros realmente no sabemos cuándo los Thai Sticks fueron creados. Es muy probable que han estado con nosotros por mucho más tiempo del que creemos, ya que fueron los soldados norteamericanos los que los descubrieron durante la Guerra de Vietnam. No es de extrañar por qué un soldado podría estar emocionado por algo como un Thai Stick, ¿cierto?

Esta potente experiencia con la marihuana fue obviamente una protagonista en muchas historias que los soldados norteamericanos llevaron consigo hacia sus tierras. Y entonces, el resto del mundo pudo conocer los potentes Thai Sticks y sus poderes mágicos.

Hay mucha especulación sobre qué hizo que los Thai Sticks fueran tan especiales en esos días. ¿Fue que se sumergía en aceite de hachís o inclusive opio? ¿Fue la combinación de cepas que crecían en esa parte del mundo en ese momento lo que hizo que fuesen tan potentes? Bien, nosotros realmente nunca lo sabremos.

No hay muchas personas que crean que los Thai Sticks modernos si quiera se pueden comparar con los originales. Sin embargo, puedes tratar de replicarlos – y nosotros vamos a enseñarte algunas de las formas con las que puedes hacer tus propios Thai Sticks.

¿Ok, qué es un Thai Stick?

¡Después de la lección de historia, probablemente vas a preguntarte de qué va el rollo de los Thai Sticks! Para simplificarlo, un Thai Sticks es un kebab de ganja. ¡Sí, imagina los cogollos de marihuana en una brocheta o un pincho! Una vez que la marihuana es preparada, luce mucho como un porro que no ha sido enrolado.

El Thai Stick entonces es enrollado en fibras de la planta de marihuana para sostener su contenido, y también es secado y curado para consumirlo después. Como ya hemos hablado, hay rumores de que era sumergido en aceite de hachís o inclusive opio para darle un efecto extra. Pero el Thai Stick moderno probablemente no es sumergido en opio, inclusive si es comprado en Tailandia, ¡así que no te preocupes por ello!

El producto final es un pedazo de marihuana fumable que luce como un tabaco. Normalmente es algo diseñado para drogarte mucho.  Así que ahora quieres aprender cómo hacer el tuyo. ¡Aquí te dejamos las instrucciones!

Cómo hacer Thai Sticks

¿Qué son los Thai Sticks y cómo se hacen? - WeedSeedShop

Para hacer el mejor Thai Stick, normalmente es mejor si cultivas tu propia marihuana. Eso significa que tendrás todo lo que necesitas para crear el Thai Stick correcto. Sin embargo, si no la cultivas, no importa. Puedes pedirle un poco a un amigo que la cultive o puedes improvisar con las partes que no tengas (pero no será un Thai Stick real).

Además, para hacer Thai Sticks se necesita paciencia. Hay mucha espera involucrada. ¡Así que no esperes fumar tu Thai Stick para el final de este artículo!

Lo que necesitas:

  • Algunos cogollos de buena marihuana, secos. ¡Si quieres mezclar cepas, está bien hacerlo!
  • Un tallo de una planta de cannabis. Si no la tienes, puedes usar un palo de bambú o un palillo chino o cualquier otro tipo de pincho
  • Cuerda de cáñamo
  • Aceite de hachís
  • algunas hojas frescas recién recolectadas (tomarás algunas frescas un par de días dentro del proceso)
  • Un poco de papel pergamino

Cómo hacerlo:

  1. Comienza eligiendo los cogollos más esponjosos. Los más densos también funcionarán bien, pero harán que fumar al final sea un poco más difícil. Los esponjosos funcionarán mejor.
  2. Es hora de sumergir el palillo o tallo que hayas elegido en aceite de hachís. Esto hará que esté lo suficientemente pegajoso para que los cogollos se peguen fácilmente a su alrededor.
  3. Ahora cuidadosamente acopla tus cogollos al palillo. Puedes sostenerlos mientras los aseguras con la cuerda de cáñamo. Eventualmente, todo el palillo estará cubierto en cogollos que están asegurados con toda tu cuerda de cáñamo.
  4. Enrolla el palillo en papel pergamino y ponlo en el refrigerador. En un par de días, se solidificará en algo mucho más sólido y acoplado.
  5. Después de un par de días, saca el palillo de tu refrigerador, desenrolla el papel pergamino y muy cuidadosamente remueve la cuerda de cáñamo. Si usaste suficiente aceite en la primera etapa, los cogollos deberían permanecer acoplados al palillo o tallo. Si no usaste suficiente, podrían desprenderse – y tendrías que comenzar el proyecto de nuevo.
  6. Ahora deberías tener tu palillo con una capa ligera de aceite de hachís. Enrolla todo el palillo con hojas de marihuana frescas.
  7. Técnicamente, deberías hacer esto tres veces por un total de tres capas de hojas de marihuana. Si quieres secarlo, entonces añade tantas hojas como puedas. Si prefieres hacer todo en un solo día, eso también está bien. Entonces, para la segunda y tercera capa de hojas, añade otra capa fina de aceite de hachís entre ellas para acoplar todo al palillo.
  8. Enrolla todo en papel pergamino y ponlo en una sartén caliente por más o menos un minuto. Esto calienta el aceite de hachís, deja que penetre los papeles y cogollos y que selle todo muy bien.
  9. Ahora enróllalo de nuevo con cuerda de cáñamo y ponlo de vuelta en el refrigerador para que se cure. Como un dato curioso, hay algunos expertos de Thai Sticks que dicen que el proceso de curado debería hacerse bajo tierra. Sí, eso significa ponerlo en una bolsa plática y enterrarlo un metro bajo tierra por un mes. Nosotros entendemos si no quieres esperar tanto. Pero cúralo en el refrigerador por al menos un par de días.
  10. Asegúrate de desenrollar la cuerda de cáñamo antes de fumar tu Thai Stick. Debería estar listo para fumarlo de a una semana a un mes después de que lo comiences a hacer, dependiendo de tu método y proceso de curado.

Hacer Thai Sticks realmente es un arte. No es algo que necesariamente vas a hacer bien la primera vez. Y gran parte de su elaboración ocurre al curarlo, para hacer algo que sea delicioso y fácil de fumar. ¡Diviértanse creando, conocedores del cannabis!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profiles-WSS-Sera Jane Ghaly

    Sera Jane Ghaly

    A mí me gusta llamarme a mí misma la gitana viajera errante del mundo. Nacida en Melbourne Australia, pero renacida en prácticamente cualquier otra parte del mundo. Yo tengo una obsesión saludable con las palabras y los idiomas, usándolos como un vehículo para navegar a través de esta experiencia humana multidimensional. Mi entusiasmo por la marihuana comenzó en los Estados Unidos, y desde entonces he estado viajando por el mundo con la hierba como mi inspiración. La dulce Mary Jane me ha llevado a muchas partes del mundo, desde participar en ceremonias chamánicas en el Amazonas hasta fumar ganja con los Babas en la India. ¡La persona número uno con la que me encantaría fumar un porro es Joe Rogan!
    Más sobre este autor
Ir arriba