La Historia de la Agricultura del Cannabis

La Historia de la Agricultura del Cannabis - Blog de WeedSeedShop

Los seres humanos llevan miles de años cultivando cannabis por muchas razones diferentes. Hemos encontrado muchos propósitos diferentes para el cannabis, que van desde el uso enteogénico hasta la producción industrial de cáñamo. La variedad de usos diferentes que hemos descubierto para la marihuana es un ejemplo perfecto de la versatilidad de esta planta. Únete a nosotros en este viaje por la historia de la agricultura del cannabis.

La marihuana es una de esas plantas que ha sido capaz de propagar su semilla por todo el mundo sin la ayuda de los seres humanos. Ya crecía por todo el planeta mucho antes de que la gente pudiera transportarla por razones económicas. Sin embargo, en este viaje, vamos a analizar todas las razones por las que los seres humanos han cultivado cannabis, un viaje a través del tiempo que empieza en China en el año 2500 a. C. y llega hasta el mundo de hoy en día.

Agricultura del Cannabis en China

Se dice que el cultivo de cannabis empezó en Asia Central y se cultivaba con la finalidad de utilizar sus fibras para fabricar productos. El primer registro data de aproximadamente el año 100 a. C, cuando los chinos cultivaban cannabis para hacer papel. Por aquel entonces, China recibía el apodo de «la tierra de la morera y el cannabis» debido a la abundancia de estas dos plantas, y consiguieron fabricar papel con ambas plantas. Antes de cultivarlo, los chinos ya utilizaban plantas de cannabis para practicar la medicina china debido a sus propiedades curativas y efectos narcóticos.

Los chinos demostraron su astucia al utilizar herramientas para el enriado de los tallos, la parte de la planta que era responsable de la creación de las fibras utilizadas para la fabricación de materiales industriales. Sin embargo, se ha afirmado que esta astucia procedía de Taiwán, donde se han encontrado cerámicas que contenían restos de fibras de cáñamo. Con estas fibras, los chinos elaboraban redes de pesca, prendas de vestir, zapatos, e incluso velas para barcos. Con el tiempo, se llego a la producción de materiales de escritura, lo que proporcionó al mundo el papel de cáñamo.

Agricultura Inglesa del Cannabis

Parece que los británicos empezaron a cultivar cannabis en torno a 400 d. C., y solía cultivarse alrededor de las zonas costeras. Los británicos siguieron el ejemplo de los chinos y empezaron a cultivar cannabis con el propósito de hacer productos industriales a partir de él. Cultivaban el cannabis y extraían sus fibras para hacer cuerdas de algo muy parecido a la fibra vegetal, porque les parecía que era más resistente que otras plantas como la ortiga.

En 1533, Enrique VIII publicó un decreto que obligaba a los propietarios de tierras a dedicar por lo menos el 0,42% de sus terrenos cultivables al cultivo de la planta de cáñamo. Lo hizo como medida necesaria para ampliar su flota y los productos que se iban a necesitar para construir sus naves. Así se garantizaba que hubiera una cantidad suficiente de material para producir las fibras necesarias. Isabel I incluso consideró necesario imponer una multa a cualquier propietario que se negase a cultivar la planta de cáñamo en su propiedad. Con el tiempo, la demanda de cáñamo creció tanto en Inglaterra que se empezaron a colonizar nuevas tierras con el único fin de tener más espacio para cultivarlo. Durante este tiempo, el cáñamo era uno de los sectores más importantes de la economía británica.

El cultivo de cannabis se extiende al resto de Europa

Aunque se desconoce la hora exacta de la llegada del cannabis a Europa, es probable que se produjese muy pronto. El primer artilugio descubierto en Europa que contenía cannabis se encuentra en Berlín y contenía semillas de cannabis, y hojas de cannabis. Se cree que dicho artilugio se remonta al 500 a. C. Sin embargo, la agricultura del cannabis en Europa comenzó a principios del siglo XIII, y por lo general, estaba destinado a la elaboración de prendas de vestir.

El cáñamo se utilizaba para elaborar tejidos en el sur de Europa, que finalmente se convertían en prendas de vestir y en otras telas. Los italianos tenían fama de fabricar un lino fino con la planta de cáñamo, y este lino italiano sólo estaba disponible para aquellos que pertenecían a las clases sociales más altas de la jerarquía social. Los europeos fueron los primeros responsables del material hempflax, que es una combinación de cáñamo y lino. Estas dos plantas se utilizaban juntas en un mismo material, y se usaban para producir fibras para hacer prendas de vestir, cuerdas y otros productos industriales.

Los españoles eran muy conocidos en Europa por su afición a cultivar cannabis, y fueron los que finalmente llevaron la agricultura de esta planta a Sudamérica. Los españoles fueron los responsables de llevar el cultivo de esta planta a Perú y a Chile, y, de hecho, el rey Felipe II de España tuvo cierta afición por el cannabis. Siguió el ejemplo de la reina Isabel y exigió que el cannabis se cultivase a través de todo su imperio, que empezaba en lo que hoy es Argentina y terminaba en el estado actual de Oregón.

Agricultura del Cannabis hoy en día

El cultivo de esta planta se paralizó después de que se prohibiese en la mayoría del mundo a principios del siglo XX. El cultivo de cannabis se volvió en su mayor parte ilegal y sólo se cultivaba por sus propiedades narcóticas. Ha sido la sustancia más prevalente en el comercio ilegal de drogas durante años, pero durante el último par de décadas, ha dado un giro para bien. En la época actual, el cannabis se cultiva por sus propiedades medicinales, y las técnicas aplicadas al cultivo de esta planta han permitido que se encuentren a disposición del público una gran cantidad de variedades diferentes.

Aunque la razón más común para el cultivo de cannabis en el mundo moderno es la medicinal, poco a poco se dan pasos para volver al cultivo industrial de cáñamo. Lentamente volvemos a aceptar el hecho de que el cáñamo es una gran planta para fabricar papel, ropa y casas, entre otras cosas. La ONU estima que hay más de 250.000.000 de consumidores de cannabis en todo el mundo, aunque la mayoría de ellos lo consumen por razones recreativas.

En los EE.UU. se encuentran algunas de las áreas más grandes dedicadas al cultivo de marihuana, destinada a la investigación médica y al uso medicinal. Mientras que en otros tiempos resultaba imposible cultivar marihuana en interior, este es uno de los métodos más comunes de cultivo de marihuana en el mundo hoy en día. Esto se debe a que el objetivo principal de la marihuana actual es que tenga un alto contenido en THC, el componente psicoactivo. Los seres humanos utilizan hoy la marihuana por sus efectos psicoactivos, y por eso, se prefiere que tenga un alto contenido en THC. Sin embargo, hay mucha gente que usa el cannabis como medicina, y por lo tanto, la tecnología de hoy permite el cultivo de cannabis que contiene sólo CDB (un cannabinoide medicinal que no tiene efectos psicoactivos).

De medicina a ingrediente medicinal

Nos acercamos al punto de partida de la planta de cannabis, empezábamos nuestra conexión con ella a través de su uso en la medicina china, para luego llegar hasta el cultivo industrial de marihuana. Ahora volvemos a las propiedades medicinales e industriales después de la prohibición de su uso y cultivo durante unas cuantas décadas. Hemos perdido contacto con los usos reales de esta planta, y estamos empezando a reconsiderar esta antigua conexión.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profiles-WSS-Sera Jane Ghaly

    Sera Jane Ghaly

    A mí me gusta llamarme a mí misma la gitana viajera errante del mundo. Nacida en Melbourne Australia, pero renacida en prácticamente cualquier otra parte del mundo. Yo tengo una obsesión saludable con las palabras y los idiomas, usándolos como un vehículo para navegar a través de esta experiencia humana multidimensional. Mi entusiasmo por la marihuana comenzó en los Estados Unidos, y desde entonces he estado viajando por el mundo con la hierba como mi inspiración. La dulce Mary Jane me ha llevado a muchas partes del mundo, desde participar en ceremonias chamánicas en el Amazonas hasta fumar ganja con los Babas en la India. ¡La persona número uno con la que me encantaría fumar un porro es Joe Rogan!
    Más sobre este autor
Ir arriba