Cómo y cuándo cosechar tu planta de marihuana

Cómo y cuándo cosechar tu planta de marihuana

Saber cuándo cultivar tu cannabis y cómo hacerlo apropiadamente es una de las habilidades más fundamentales que debe tener cualquier persona que quiera dominar su cultivación. Hacerlo en el momento incorrecto o cultivarla incorrectamente puede afectar seriamente la calidad y cantidad de tu producto final. Este artículo es ideal para aquellos que siguen siendo principiantes en esta práctica.

La cosecha es uno de los momentos más importantes de la vida de tu planta de marihuana. Si tú la cosechas muy temprano, te arriesgas a perder mucho de su potencia, y probablemente no garantizará mucha producción. Lo mismo ocurre si cosechas muy tarde; así que es buena idea estar bien informado sobre cuándo cosechar, incluso antes de que comiences a cultivar. Desafortunadamente no hay una respuesta clara sobre cuándo cosechar tu planta de marihuana. Es necesario que observes tu planta y tomes una decisión informada. Contra más practiques cultivando marihuana mejor afinarás estas partes del proceso.

Cuando compras semillas de un banco de semillas, ellos normalmente te darán algún tipo de instrucciones sobre en qué punto se lleva a cabo la etapa de florecimiento. Esto es diferente para cada cepa de marihuana. Sin embargo, nunca puedes estar exactamente seguro sin observar el crecimiento de la planta como tal, porque existen muchas variables que permiten que el proceso se reduzca en cierta etapa del florecimiento. Los cultivadores normalmente usan tricomas y pistilos en los cogollos de cannabis para decidir si o no es el momento indicado para cosechar.

Cómo y cuándo cosechar tu planta de marihuana

Qué tener en cuenta en el tiempo de la cosecha

La primera cosa con la que puedes comenzar a darte una idea de cuándo cosechar podría ser el tiempo estimado de floración que viene con tu cepa. Puedes comenzar a esperar que los cogollos florezcan alrededor de ese tramo de tiempo. La primera cosa que debes tener en cuenta es el cambio de color de los pistilos. Los pistilos son los pequeños vellos que salen de las flores, y durante el tiempo de la cosecha estos cambiarán de un color blanco a un color amarronado. Espera hasta que la mayoría de los pistilos hayan cambiado de color antes de que decidas que es momento de cosechar.

La segunda señal a la que le deberías prestar atención durante el tiempo de la cosecha es la aparición de las tricomas. Las tricomas son pequeñas bolitas en forma de antenas que aparecen en las flores. Estas son muy húmedas y pueden hacer que tus manos se pongan pegajosas solo con tocarlas. Es posible que necesites una lupa para ser capaz de identificar si o no han comenzado a aparecer. Las tricomas también pueden ser responsables de qué tan picante es la planta, así que durante el tiempo de la cosecha, tu planta también podría ponerse bastante aromática. La forma de las tricomas también cambiará durante este periodo, así que si las has comenzado a notar, préstale atención a sus formas. Justo cuando sea momento de la cosecha, las partes superiores de las tricomas se aplanarán a algo parecido a la forma de un hongo, y esta es una indicación de que es momento de cosechar. Durante este tiempo, estas también cambiarán de color, pasando de claras a lechosas u opacas, después de lo cual comenzarán a ponerse marrones. Este es el momento perfecto para cosechar tus cogollos, justo cuando las tricomas están comenzando a ponerse marrones o ámbar.

Tú puedes usar la etapa de color de las tricomas para evaluar cuan potente va a ser la planta, así puedes cosecharla según tus necesidades. Algunos cultivadores simplemente desean cultivar las cepas de marihuana lo más fuertes que puedan llegar a ser, mientras que otros quizás desean cosechar cepas de marihuana más suaves. Si cosechas cuando las tricomas están lechosas, entonces el efecto de la marihuana podría ser ligero. Sin embargo, si cosechas tu marihuana cuando las tricomas se están poniendo ámbar, justo cuando están 80% color ámbar, puedes esperar que la potencia de tu marihuana sea muy alta.

Cómo cosechar tu marihuana

Ahora que sabes cuándo es un buen momento para cosechar tu cannabis, te daremos información sobre las mejores formas de cosechar tu marihuana. Si no estás familiarizado con el lavado de raíces, es una forma de regar tu planta con agua pura para expulsar todos los nutrientes que se han acumulado en la planta. Debido a que has estado alimentando tus plantas con nutrientes, estas han almacenado algunos de esos nutrientes para cuando los necesiten. Eso significa que hay probabilidades de que se cree una acumulación de esos nutrientes en tu planta de marihuana, y es mejor expulsarlos antes de cosechar la planta. La mayoría de los cultivadores realizan esta técnica a sus plantas en ciertos intervalos de tiempo durante el proceso de cultivo. Esto ayuda a asegurar que no haya sobre-acumulaciones de ciertos nutrientes en la planta de marihuana, lo cual puede causar complicaciones para ella.

Si estás usando tierra para cultivar tu marihuana, es posible que tengas que realizar lavados de raíces durante una semana. Esto se debe a que se necesita tiempo para que los nutrientes salgan de la tierra, y especialmente si has estado usando nutrientes no orgánicos, tú querrás sacar todas las acumulaciones de químicos de las flores. Si has estado usando un sistema hidropónico, probablemente solo necesitarás realizar el lavado de tu planta de marihuana unos días antes de cosecharla. Si algunas de las hojas más largas en tu planta se marchitan y comienzan a ponerse amarillas, no te preocupes. Solo tienes poco nitrógeno, pero esto no afectará a tu planta.

Cuando se habla de cosechar como tal, deberías de cortar cada “brote” o “kola” uno a uno. Estas son las flores coaguladas que ahora lucen como manojos de cogollos. Córtalos de una rama a la vez, y cuélgalas para que se sequen separadamente una de las otras. No las juntes para que se sequen, debido a que los cogollos necesitan la mayor cantidad de aire alrededor de ellas como sea posible. Además, muevelos con cuidado para asegurarte de que las tricomas no se caigan durante el proceso de cortado. Colgar tus ramas bocarriba en una habitación oscura que tenga mucho flujo de aire es la mejor forma de secar tus cogollos. Aunque el calor puede ayudarlas a que se sequen más rápido, esta no es la mejor práctica cuando se intenta producir una planta potente. Algunos cultivadores usan un ventilador para aumentar el flujo de aire en el área de secado, pero mucho aire también puede ser malo para la planta, así que si usas un ventilador, no lo apuntes directamente hacia las ramas.

La mayoría de los cogollos se secarán en una semana, pero esto puede tardar un par de semanas. De nuevo, no existe una respuesta exacta. Es necesario que observes tus cogollos. Sabrás que estarán listos cuando intentes doblar las ramas, y en vez de doblarse, estas se rompen entre tus dedos.

Cómo y cuándo cosechar tu planta de marihuana

Curando tus cogollos

Curar tus cogollos no es el paso más importante, pero si quieres que tus cogollos estén presentables, es recomendable que no te saltes este paso. Toda la materia vegetal que has recolectado ahora está lista para fumarse, y de hecho todas contienen tricomas. Sin embargo, es recomendable que uses un par de tijeras afiladas para cortar las hojas que son largas y están opacando a tus cogollos. Esta acción deja a tus cogollos en formas de manojos bonitos y limpios.

Ahora tu marihuana está lista para venderse, fumarse o compartirla – sin importar qué estés planeando hacer con tu planta de marihuana. No te deshagas de las partes que cortaste, porque estas normalmente también contendrán tricomas. ¡Puedes usarlas para cocinar, hacer tinturas, fumar, o cualquier cosa para la que vayas a usar tu planta!

Comments

2 comentarios en “Cómo y cuándo cosechar tu planta de marihuana”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profiles-WSS-Emma Ryte

    Emma Ryte

    Nací en Alemania, viví en Inglaterra durante mi infancia y pasé los años de la escuela secundaria en los EUA. Prácticamente se puede decir que mis padres eran hippies y por eso tuve la posibilidad de expresarme libremente y de explorar mi pasión por la planta de cannabis. Poco después me empezó a gustar escribir. Escribir sobre este tema me ha enseñado muchas cosas sobre el uso, el cultivo, los beneficios para la salud, las distintas opciones de la industria ¡y me encanta poder compartir estos conocimientos con ustedes! Cada vez que puedo me escapo a Ámsterdam, me encanta el ambiente que hay en la ciudad en lo que respecta a la marihuana. Me permite probar cosas nuevas y ver cuáles son las novedades en la industria. La persona con la que me gustaría sentarme a fumar sería Stevie Wonder. Me encanta escuchar su música y relajarme cuando estoy colocada y sería genial conocerlo.
    Más sobre este autor
Ir arriba