Cómo hacer tus propias semillas de cannabis feminizadas

Cómo hacer semillas de cannabis feminizadas - WeedSeedShop

Entre más experimentado te vuelvas cultivando cannabis, más ampliarás los límites de lo que es posible. Así que ahora quieres crear tu propio lote de semillas femeninas. Es un arte que requiere de tiempo y delicadeza, pero definitivamente no es imposible. ¡Sigue leyendo si estás listo para aprender cómo hacer tus propias semillas de cannabis feminizadas!

Si estás interesado en la genética de la marihuana y cómo fitomejorar tu propia hierba, entonces aprender cómo hacer tus propias semillas de cannabis feminizadas debe ser conocimiento básico. Algunos cultivadores llegarán al punto donde cultivar buenos cogollos no será suficiente. El siguiente paso lógico en la cultivación de cannabis es comenzar a fitomejorar. Sí, ¡eso significa hacer tus propias cepas!

En realidad, este método también puede ser usado cuando encuentras un genotipo o fenotipo que te guste. Tú puedes cultivar otra ronda de semillas feminizadas y puedes tener un jardín lleno de tu cepa de marihuana favorita. Por cualquier razón por la que decidas hacer tus propias semillas de cannabis feminizadas, es un proceso divertido. Y claro, ¡puedes aprender un poco sobre la anatomía de la marihuana en el camino!

¿Qué son las semillas de cannabis feminizadas?

Normalmente, cuando compras una bolsa de semillas regulares, hay 50% de probabilidades de que cada semilla sea femenina. La razón por la que esto es importante es que, claro, la planta de marihuana femenina es la que florece y produce los cogollos fragantes que nos encanta fumar. Las plantas masculinas, por otro lado, solo producen polen. Si este polen interactúa con las flores en las plantas femeninas, entonces más semillas son creadas. Es por eso que las plantas masculinas son generalmente identificadas muy temprano y son apartadas de las plantas femeninas.

Para los cultivadores que no están particularmente interesados en fitomejorar, en cuyo caso ninguna planta masculina es necesaria, las semillas feminizadas son la elección más fructífera. Las semillas feminizadas significan que el 99.9% resultarán ser femeninas, así que es un éxito casi garantizado.

Pero, ¿por qué querrías hacer tus semillas feminizadas? Bien, quizás haya una cepa con la que realmente te has enamorado, y tienes dos plantas femeninas pero ninguna masculina. ¡O quizás es simplemente porque quieres mantener el linaje de esa cepa tan pura como sea posible!

Al final del día, inclusive con una sola bolsa de semillas, puede haber muchas variaciones en el fenotipo. ¡Así que esta técnica te permite cruzar tus cepas favoritas hasta que termines con un lote casi puro de semillas feminizadas de tu cepa favorita!

Cómo hacer tus propias semillas feminizadas

Cómo hacer semillas de cannabis feminizadas - WeedSeedShop

Hay dos formas con las que puedes hacer tus propias semillas feminizadas, propiamente la rodelización y la plata coloidal. De las dos formas, la rodelización es un poco más rápida, aunque no siempre están garantizados los resultados. La mayoría de los desafíos que involucran el uso de la plata coloidal como el método de feminización, tienen que ver con hacer la propia plata coloidal, entonces, si se puede comprar, hace que todo el método consuma menos tiempo.

Ambos funcionan usando el mismo principio, que cuando una planta femenina es puesta bajo cierto estrés o presión, producirá polen. Con todo ese polen, puedes fertilizar otra planta femenina. Porque todas las partes vinieron de las plantas femeninas, esto lógicamente indica que todas tus semillas deben ser femeninas.

1. Cómo hacer semillas feminizadas a través de la rodelización

El proceso de rodelización para crear semillas de cannabis feminizadas esencialmente significa dejar tus plantas de marihuana femeninas en su etapa de floración tras haber pasado el punto de la cosecha. Esta es una forma de inducir estrés en la planta femenina, y cuando ella comienza a notar que las cosas no están muy bien, podría reaccionar creando polen.

La desventaja de este proceso es que no todas las cepas son creadas iguales, y algunas plantas no podrían reaccionar a sus periodos de floración extra largos. De hecho, la única cosa que ocurrirá es que habrás arruinado una planta realmente buena.

Si lograste hacer satisfactoriamente que una de tus plantas femeninas creara polen, apártala de tu espacio de cultivo de inmediato para que no fastidie a las otras plantas.

Tú puedes cosechar el polen al recolectarlo en un sobre raspándolo con un pedazo de papel. Entonces puedes usar un cepillo para agitarlo en unas de tus plantas femeninas (posiblemente en el futuro). El polen puede ser almacenado en tu congelador.

Si por casualidad sabes que un cierto genotipo siempre reacciona de esa forma bajo esta circunstancia en particular, entonces siempre puedes garantizar el éxito. Sin embargo, si estás experimentando con ello por primera vez, entonces te arriesgas a perder muchos buenos cogollos.

Ese es el tipo de cosa que podría hacerte reconsiderar elegir esta opción. Uno de los beneficios más importantes de elegir la rodelización sobre la plata coloidal es que es natural, y no requiere que traigas ningún material químico de afuera.

2. Cómo hacer semillas feminizadas usando plata coloidal

Si compras plata coloidal (aunque es muy costoso) en una farmacia o con un productor mayorista (si estás cultivando comercialmente), entonces el proceso de crear semillas feminizadas puede ser muy fácil. Tú quieres utilizar plata coloidal que sea extremadamente concentrada.

Una vez que tengas tu solución de plata coloidal, necesitas seleccionar una de tus plantas femeninas y comenzar a rociarla todos los días después de que comience a florecer. Por alguna razón que no conocemos todavía, rociar plata coloidal en la marihuana obliga a la planta femenina a producir polen.

En dos semanas, la planta que has elegido debería estar produciendo polen. Variará dependiendo de la cepa y su ambiente. Una vez que comienza a producir polen, apártala de todas tus otras plantas femeninas para evitar la polinización cruzada.

¿Qué son las semillas autoflorecientes?: Una guía sobre los aspectos básicos

Tú puedes hacer con ello exactamente lo mismo que hubieses hecho con la rodelización al recolectar el polen y almacenarlo. Así decidas usarlo en una futura planta femenina o en la que tienes actualmente, puedes esparcirlo con un cepillo.

La desventaja que enfrentas con el uso de la plata coloidal es que solo es seguro para la ingestión en concentraciones muy pequeñas. De hecho, las altas concentraciones pueden ser dañinas para la salud e inclusive pueden ser venenosas. Por esta razón, cualquier parte de la planta de marihuana que haga contacto con tu solución de plata coloidal no puede ser usada. Eso significa que ninguno de esos cogollos pueden ser salvados. Tú no puedes hacer comestibles, tintura o tópicos con ellos. No serán seguros para cualquier futuro consumo.

Algunos cultivadores eligen rociar ciertas ubicaciones (muy cuidadosamente) para evitar tener que deshacerse de toda la planta luego. Si decides hacer esto, debes ser extremadamente cuidadoso sobre dónde rocías la solución, siendo cuidadoso de que no haga contacto con otras partes de la planta.

Polinizar otra planta femenina

Una vez que tengas el polen de una planta femenina, estarías listo para comenzar a polinizar otra planta femenina de tu jardín para crear un lote de semillas feminizadas. Este es un proceso delicado, así que sé cuidadoso cuando llegue la hora de polinizar.

La etapa de polinización debería comenzar alrededor de 2 o 3 semanas dentro de la etapa de floración. Con una pequeña brocha, esparce el polen que has recolectado en los cogollos y las ramas que te gustaría polinizar. Como mencionamos, puedes dejar algunos cogollos para otros usos o puedes polinizar toda la planta.

Ahora, puede tomar hasta 6 semanas para que las semillas se desarrollen completamente. Puede ser desafiante tratar de mantener las plantas vivas por tanto tiempo en la floración, pero es importante para el desarrollo de las semillas viables.

¡Entonces, tienes tus semillas de cannabis feminizadas! Eso significa que muy pronto podrías estar cultivando un montón de plantas femeninas. Pero quizás no quieres cultivarlas de inmediato. Si vas a almacenar tus semillas, asegúrate de hacerlo correctamente para que no malgastes un lote de buenas semillas feminizadas hechas en casa.

Es importante saber que muchas plantas pueden arruinarse en este proceso, así sea por la polinización cruzada o por pérdida debido a la incapacidad de producir polen.

De hecho, cruzar semillas en general puede ser visto como un tipo de arte, y cruzar semillas feminizadas no lo convierte en algo inferior a eso. No te decepciones demasiado si no tienes éxito en el primer intento. ¡Siempre tendrás la oportunidad de hacerlo mejor la próxima vez!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profiles-WSS-Emma Ryte

    Emma Ryte

    Nací en Alemania, viví en Inglaterra durante mi infancia y pasé los años de la escuela secundaria en los EUA. Prácticamente se puede decir que mis padres eran hippies y por eso tuve la posibilidad de expresarme libremente y de explorar mi pasión por la planta de cannabis. Poco después me empezó a gustar escribir. Escribir sobre este tema me ha enseñado muchas cosas sobre el uso, el cultivo, los beneficios para la salud, las distintas opciones de la industria ¡y me encanta poder compartir estos conocimientos con ustedes! Cada vez que puedo me escapo a Ámsterdam, me encanta el ambiente que hay en la ciudad en lo que respecta a la marihuana. Me permite probar cosas nuevas y ver cuáles son las novedades en la industria. La persona con la que me gustaría sentarme a fumar sería Stevie Wonder. Me encanta escuchar su música y relajarme cuando estoy colocada y sería genial conocerlo.
    Más sobre este autor
Ir arriba