Acabar con el Estereotipo del Consumidor de Marihuana

Acabar con el Estereotipo del Consumidor de Marihuana

Desde su prohibición hace casi 100 años, el estigma asociado a los consumidores de marihuana no ha dejado de crecer. Aunque el estereotipo del asiduo a la marihuana va despareciendo poco a poco con el tiempo debido a la creciente popularidad del consumo de cannabis, todavía existe una gran presión social para no tener que ver nada con el consumo de cannabis. En este artículo, echamos por tierra el mito y presentamos a los consumidores de cannabis como lo que son: gente normal y corriente.

El estereotipo asociado los consumidores frecuentes de marihuana es un drogadicto, un traficante de drogas, o un tipo vago sin actitud. No hay duda de que este estereotipo se debe a la prohibición de la marihuana, y no se puede dejar pasar el factor racial implicado en este estereotipo. Con una población de consumidores de cannabis en todo el mundo cada vez mayor (el resultado inevitable de la legalización), es importante acabar con el estereotipo para evitar la discriminación. Con el fin de integrar el consumo de cannabis en el nuevo paradigma de la sociedad, primero debemos identificar que hay un número de diferentes grupos sociales que participan en el uso de la marihuana, y la mayoría de esos grupos no encajan en la percepción estereotipada del consumidor de marihuana.

El factor racial

La marihuana se prohibió por primera vez en los EE.UU. en la década de 1930 como consecuencia de la cantidad de mexicanos que cruzaban la frontera hacia los EE.UU. con grandes cantidades de hierba. Esto, naturalmente, empujó toda la circulación de esta planta a un sector del mercado negro que no está regulado, y abre la puerta a la delincuencia y a la corrupción. El estereotipo del fumeta suele entrar en la categoría racial, con frecuencia negro o hispano. Este estereotipo surge debido a que la clase dirigente blanca no quiere ser relacionada con el consumo de cannabis, y crea un perfil étnico del consumidor habitual de marihuana.

La discriminación racial que esto ha causado en ciertas clases sociales, y comunidades de escasos recursos, es demoledora. La implicación de este estereotipo es que se arresta a un porcentaje mayor de personas negras e hispanas por consumo de marihuana que de personas blancas normales, a pesar del hecho de que estadísticamente tienen la misma probabilidad de consumir marihuana que los demás. Esto provoca una división social mayor que la que ya estamos experimentando como resultado del racismo y de la guerra religiosa, en un momento en el que deberíamos intentar vivir en armonía.

A lo largo de la historia humana, el cannabis se ha utilizado como planta curativa, y como planta comunal para unir a la gente. Debido al estigma que se le ha asociado, tan despiadadamente, a la marihuana, ha sido el punto central de la discriminación racial, y es este estereotipo el que ha perpetuado la guerra contra las drogas en lugar de las intenciones inocentes del consumidor.

¿Los consumidores de cannabis perpetúan la guerra contra las drogas?

Una parte importante del estereotipo del consumidor de marihuana es el lavado de cerebro de la opinión pública sobre que el consumo de marihuana común perpetúa la guerra contra las drogas. Por supuesto, la prohibición empujó toda la circulación de marihuana hacia el mercado negro, y esto conduce efectivamente a otras actividades delictivas, como el tráfico e incluso la violencia. Pero, ¿se puede responsabilizar de esto a los asiduos a la marihuana?

La intención del líder de un cártel de drogas en lo que respecta a la marihuana puede ser la violencia o la corrupción, pero las intenciones del consumidor final proceden de la inocencia de simplemente querer consumir marihuana. Si la persona usa la marihuana por razones médicas o de forma recreativa, es increíblemente injusto castigar a los consumidores por la guerra contra las drogas, cuando la verdad es que son las autoridades las que están haciendo que perdure y se perpetúe la guerra contra las drogas y sus efectos devastadores.

A través de la legalización, el consumidor de marihuana tiene la oportunidad de comprar y consumir marihuana sin apoyar económicamente el comercio ilícito de estupefacientes, y por lo tanto, toda la operación deja de relacionarse con la delincuencia. De hecho, la legalización de la marihuana en los EE.UU. ya está perjudicando a los carteles mexicanos de la droga que se centran en el comercio de marihuana transfronteriza. Esto, por sí solo, confirma cómo la prohibición es el aspecto que más contribuye a perpetuar la guerra contra las drogas y su devastación.

Diferentes consumidores, diferentes motivos

Agrupar a todos los consumidores de marihuana en una categoría de fumetas vagos, enganchados a los vídeo juegos, y delincuentes sería negar la gran cantidad de razones por las que el cannabis puede usarse. Aunque, sin duda ,hay personas que utilizan la marihuana con fines recreativos, hay otra gran serie de personas que lo usan como tratamiento eficaz para una variedad de enfermedades. Incluso hay personas que usan la marihuana por motivos espirituales.

Hay gente en todo el mundo que utiliza la marihuana para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, el cáncer, las náuseas, e incluso la ansiedad. De hecho, a medida que la tecnología sigue creciendo en el ámbito de los productos comestibles de marihuana medicinal, los consumidores de marihuana medicinal pueden encontrar la forma de ingerir cannabis sin siquiera sufrir efectos psicoactivos. Ahora que la marihuana que sólo contiene CBD y aceite de CBD está cada vez más disponible  y con más facilidad, hay usuarios de cannabis que ya se están aprovechando de los beneficios medicinales sin la subida cerebral. La marihuana que sólo contiene CBD es una variedad de marihuana que no contiene el compuesto psicoactivo de la planta de marihuana (THC), y en su lugar sólo contiene las propiedades medicinales del CBD.

Estos consumidores de cannabis, definitivamente, no se quedan sentados en el sofá comiendo y viendo la televisión sin sentido todo el tiempo. De hecho, es probable que recurrieran al consumo de marihuana medicinal con el fin de poder seguir viviendo sus vidas de forma productiva.

Fumetas que acaban con el estereotipo

La marihuana es una planta amada por muchos, y que ha sido amada por muchos a lo largo de los siglos. Y ha habido un buen número de fumetas exitosos a lo largo de la historia que acaban con el estereotipo de que los consumidores de marihuana no logran nada para la sociedad que no sea delincuencia y vagancia.

Sólo tenemos que fijarnos en ejemplos como Steve Jobs y Bill Gates. Estos dos millonarios de éxito son consumidores de marihuana autoproclamados, y son sin duda defensores de la marihuana. Ambos atribuyen gran parte de su energía creativa al uso de esta planta, y explican cómo les ha ayudado a tener tanto éxito en sus carreras. Tanto Steve Jobs como Bill Gates se ajustan al paradigma de estadounidense blanco, ninguno tiene origen étnico, y ambos han tenido éxito financiero y grandes aspiraciones profesionales.

Carl Sagan, creador de la serie documental de televisión Cosmos, es también un consumidor de marihuana autoproclamado. Este hombre posee dos doctorados, uno en astronomía y el otro en astrofísica. Sagan dice que el uso de la marihuana movió algo muy dentro y profundo en su interior, un despertar espiritual, podría decirse, que le permitió comprender mejor y totalmente las relaciones humanas. Atribuye el éxito de su carrera y la contemplación filosófica a la conexión espiritual profunda a la que la marihuana le ha permitido acceder.

El estereotipo no es real

La conclusión de todo esto es que el estereotipo que ha creado la sociedad durante los últimos cien años no es real. Es completamente un producto del juicio de la gente y del poder de la autoridad sobre la opinión pública. De hecho, ninguna de las pruebas que circulan por ahí sugieren que los consumidores de cannabis sean unos perezosos, o todos unos delincuentes, o unos improductivos. La evidencia real, de hecho, sugiere lo contrario, que la gente consume cannabis por sus beneficios físicos, espirituales y medicinales.

El estereotipo se ha convertido en una simple forma de discriminar a otro grupo social, de la misma manera que la sociedad tiende a discriminar a los grupos religiosos o las comunidades étnicas. Con la legalización por buen camino en el mundo, sería beneficioso, a nivel económico y social, empezar a desmitificar este estereotipo para que pueda ser aceptado en la sociedad.

Comments

1 comentario en “Acabar con el Estereotipo del Consumidor de Marihuana”

  1. Me encanto el articulo y creo que una gran manera de acabar con el estereotipo es informarse y así aprender mas sobre el maravilloso mundo del canabis.
    Saludos gran articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profiles-WSS-Sera Jane Ghaly

    Sera Jane Ghaly

    A mí me gusta llamarme a mí misma la gitana viajera errante del mundo. Nacida en Melbourne Australia, pero renacida en prácticamente cualquier otra parte del mundo. Yo tengo una obsesión saludable con las palabras y los idiomas, usándolos como un vehículo para navegar a través de esta experiencia humana multidimensional. Mi entusiasmo por la marihuana comenzó en los Estados Unidos, y desde entonces he estado viajando por el mundo con la hierba como mi inspiración. La dulce Mary Jane me ha llevado a muchas partes del mundo, desde participar en ceremonias chamánicas en el Amazonas hasta fumar ganja con los Babas en la India. ¡La persona número uno con la que me encantaría fumar un porro es Joe Rogan!
    Más sobre este autor
Ir arriba