¿El cannabis aumenta la creatividad?

¿Es solo una coincidencia que tantos músicos, artistas y emprendedores han admitido consumir cannabis? Hay un enorme número de famosos genios creativos y decoradores que afirman que el cannabis hace fluir su creatividad. ¿Cuánta verdad hay en ello? La mayoría de nosotros que hemos tenido experiencia con la marihuana inclusive podemos testificar que nos da más pensamientos creativos, inclusive si no nos hace crear nuestra próxima obra maestra. La sospecha de que el cannabis juega un papel importante en la actividad del lado derecho del cerebro (de la cual Carl Sagan habla detalladamente en su libro: Los dragones del Edén) podría estar justificada. Y sí, el lado derecho del cerebro es el lado más creativo. Algunos investigadores científicos sugieren que aunque factores como la dosis y la potencia de la hierba juegan un rol importante en ello, podría ser cierto. Para aquellos cuya exploración de sustancias va más allá de la marihuana, no podría ser una idea demasiado descabellada de que la creatividad aumente después consumir cannabis. Los humanos antiguos, como los egipcios y nativos americanos, eran aficionados a las substancias psicodélicas y la creación de arte. Pero antes de que los entusiastas de la marihuana se emocionen mucho sobre este potencial, los científicos dicen que las dosis demasiado altas en realidad podrían contrarrestar la creatividad. Así que parece que quizás hay una dosis precisa donde la marihuana inspira la creatividad. ¡Investiguemos! El estudio británico Carl Sagan es uno de los muchos grandes pensadores que han reportado altos niveles de pensamiento después de consumir marihuana. Para él, no se trataba solo sobre la inspiración para crear. La marihuana parecía tener el poder de llevar a su mente afuera de los lugares donde normalmente iba, dando espacio para nuevos tipos de pensamientos. En la crónica sobre la marihuana de Sagan llamada El Sr. X, él dice: “Me parece que la mayoría de los pensamientos que tengo cuando estoy drogado se tratan sobre problemas sociales, un área de erudición creativa muy diferente por el cual generalmente soy reconocido”. Y él no está solo en esa revelación. Hay muchos fumadores que experimentan cambios similares en los procesos mentales. Inclusive hay un estudio científico que sugiere lo mismo. La universidad University College en Londres intentó medir la "esquizotipia", de otra forma conocida como el pensamiento divergente, entre dos grupos de personas. El pensamiento divergente normalmente es analizado evaluando la capacidad de una persona de generar muchas soluciones para un solo problema. Al contrario, el pensamiento divergente es analizado al encontrar la mejor solución ante un solo problema. Por el propósito de este estudio, los investigadores estaban buscando señales de una mejor creatividad. En este estudio, los dos grupos fueron distinguidos por sus cualidades creativas (un grupo con baja creatividad vs un grupo con alta creatividad). Los usuarios regulares que consumen marihuana (aquellos que consumieron al menos 15 veces en un mes) también fueron analizados como una parte de este estudio. Interesantemente, los sujetos considerados usuarios regulares fueron enviados a casa para fumar su propia marihuana. Ellos no fueron analizados en laboratorios, en cambio, les dieron tareas para hacer en casa, tanto cuando estaban sobrios como cuando estaban drogados. La idea detrás de estos tres grupos era evaluar cómo la marihuana afectaba la creatividad de los diferentes tipos de personas. En el grupo de baja creatividad, los investigadores descubrieron que el pensamiento divergente aumentaba profundamente después de fumar marihuana. De hecho, el grupo de baja creatividad (después de haber fumado marihuana), era considerado tan creativo como el grupo altamente creativo cuando estaban sobrios. Desafortunadamente para el grupo de alta creatividad, no se observaron tales resultados: No hubo un gran cambio en el pensamiento divergente para los que ya eran creativos. ¿Qué nos dice esto? Básicamente, si tú ya eres creativo, no es la marihuana lo que te está ayudando. ¡Eres tú! Pero si no eres muy creativo, entonces el cannabis podría ser la herramienta perfecta para inspirarte. Los líderes de esta investigación notaron que la marihuana no hacía una gran diferencia para aquellos que ya se consideraban a sí mismos artistas. Esto es interesante, porque generalmente son los artistas los que defienden el potencial creativo que ofrece el cannabis. El estudio holandés Aunque los investigadores británicos parecían pensar un poco que la marihuana podría ser buena para las personas con falta de creatividad, los holandeses tenían algo diferente para decir. El estudio holandés fue realizado en 2015 en la Universidad de Leiden. En los sujetos se analizaron tanto los procesos divergentes como convergentes. Los sujetos de este estudio estuvieron limitados a usuarios regulares que consumían cannabis, cuyas repercusiones discutiremos más adelante. Ahora tiene sentido que el THC podrían tener el efecto de disparar todas las neuronas – del tipo que pavimenta el camino hacia un pensamiento creativo. Sin embargo, en el estudio holandés se descubrió que ocurre hasta cierto alcance. Después de eso, comienza a tener el efecto totalmente opuesto. Las dos dosis que fueron analizadas fueron 5.5 mg y 22 mg de THC. La dosis menor demostró un incremento ligero en el pensamiento divergente, mientras que con 22 mg la creatividad de los sujetos bajó a un punto menor en comparación a cuando estaban sobrios. Eso significa que después de cierto punto, el cannabis en realidad podría volverse perjudicial para el flujo de la creatividad. Se descubrió que los sujetos perdieron rasgos como la originalidad y la flexibilidad después del límite. ¿Entonces por qué es importante que todos los sujetos eran frecuentadores en el mundo de la marihuana? Bien, se ha observado que los usuarios regulares que consumen cannabis experimentan niveles más bajos de dopamina en general en comparación a los no fumadores. Y nosotros sabemos que los niveles de dopamina en el cerebro tienen efecto en la creatividad. Es probable que este grupo de usuarios es afectado diferentemente en comparación a aquellos que no fuman marihuana tan a menudo. Habiendo dicho todo esto, es posible que los usuarios poco frecuentes podrían no tener este “límite”, por el simple hecho que los niveles de dopamina están más estables. Esto quizás explica la diferencia en los resultados entre el estudio británico y el estudio holandés. ¡Esta diferencia también podría tener algo que ver con la diferencia entre la potencia de la marihuana británica y la marihuana holandesa! Las mejores cepas para la creatividad Quizás quieres poner tus manos en lo que sea que los Beatles fumaban antes de componer algunas de sus mejores canciones. Bien, desafortunadamente, realmente no sabemos lo que fumaban. Pero podemos recomendar un par de diferentes cepas para aumentar tu creatividad. • AK-48: Una fumada es suficiente para que comience a fluir la creatividad con el AK-48. Es estimulante, dándote la urgencia de crear. • Sour Diesel: Esta cepa es casi 90% sativa, convirtiéndola en el tipo de cepa que te llena con energía y entusiasmo. Una gran cepa antes de prepararte para actividades creativas. • Jack Herer: Los efectos del Jack Herer son duraderos, dándote sesiones largas de concentración interna que es el lugar de nacimiento de toda la creatividad. • Durban Poison: La Durban Poison no tiene mucho THC, pero es una sativa pura. Es genial para un repunte de energía sin ser abrumante, ¡y te mantiene creativo por un buen rato! La tendencia humana con las sustancias psicodélicas Apartando toda la investigación científica, los humanos han estado consumiendo sustancias psicodélicas como inspiración para el arte desde hace mucho tiempo. Los antiguos egipcios se daban un buen gusto con el loto azul y contando historias mitológicas en las paredes de las pirámides. Los indios americanos todavía toman peyote y hacen pinturas hasta la actualidad, el arte es una parte enorme de la tradición chamánica. Hablando sobre tiempos más recientes, solo necesitamos pensar sobre los Beatles, quienes literalmente escribieron una canción sobre el LSD (Lucy in the Sky with Diamonds). En la comunidad psicodélica, hay un enorme énfasis en la creatividad, así sea para la música o arte visual. Llamémoslo algo así como una tendencia que los humanos tienen cuando consumen substancias psicodélicas – y la marihuana no es una excepción. La evidencia anecdótica sugiere que a los humanos les gusta mucho consumir sustancias psicodélicas y ponerse creativos. Y para todas las intenciones y propósitos, esto también ha sido extensivamente estudiado. El primer estudio se llevó a cabo en los 60s, buscando medir las habilidades de resolución de problemas de ingenieros bajo los efectos del LSD. Siempre ha habido una sospecha secreta que nosotros somos mejores en ciertas cosas cuando estamos drogados. Y ese podría ser el por qué muchos artistas tienen el hábito de fumar hierba, beber o disfrutar de un viaje psilocibino cada cierto tiempo. Es posible que es el estado de “sentirse bien” el que alienta el flujo de la creatividad, ¡o quizás realmente tiene algo que ver con la química de nuestro cerebro!

¿Alguna vez te has preguntado si las explosiones creativas que tienes mientras estás drogado son solo una coincidencia? Bien, no serías el único. Ha habido muchos artistas que han utilizado la habilidad del cannabis para aumentar la creatividad. Aunque ha habido algunas investigaciones que lo afirman, hay investigadores holandeses que observan un límite en ello. Sigue leyendo para saber más.

¿Es solo una coincidencia que tantos músicos, artistas y emprendedores han admitido consumir cannabis? Hay un enorme número de famosos genios creativos y decoradores que afirman que el cannabis hace fluir su creatividad. ¿Cuánta verdad hay en ello?

La mayoría de nosotros que hemos tenido experiencia con la marihuana inclusive podemos testificar que nos da más pensamientos creativos, inclusive si no nos hace crear nuestra próxima obra maestra.

La sospecha de que el cannabis juega un papel importante en la actividad del lado derecho del cerebro (de la cual Carl Sagan habla detalladamente en su libro: Los dragones del Edén) podría estar justificada. Y sí, el lado derecho del cerebro es el lado más creativo. Algunos investigadores científicos sugieren que aunque factores como la dosis y la potencia de la hierba juegan un rol importante en ello, podría ser cierto.

Para aquellos cuya exploración de sustancias va más allá de la marihuana, no podría ser una idea demasiado descabellada de que la creatividad aumente después consumir cannabis. Los humanos antiguos, como los egipcios y nativos americanos, eran aficionados a las substancias psicodélicas y la creación de arte.

Pero antes de que los entusiastas de la marihuana se emocionen mucho sobre este potencial, los científicos dicen que las dosis demasiado altas en realidad podrían contrarrestar la creatividad. Así que parece que quizás hay una dosis precisa donde la marihuana inspira la creatividad. ¡Investiguemos!

El estudio británico

¿Es solo una coincidencia que tantos músicos, artistas y emprendedores han admitido consumir cannabis? Hay un enorme número de famosos genios creativos y decoradores que afirman que el cannabis hace fluir su creatividad. ¿Cuánta verdad hay en ello? La mayoría de nosotros que hemos tenido experiencia con la marihuana inclusive podemos testificar que nos da más pensamientos creativos, inclusive si no nos hace crear nuestra próxima obra maestra. La sospecha de que el cannabis juega un papel importante en la actividad del lado derecho del cerebro (de la cual Carl Sagan habla detalladamente en su libro: Los dragones del Edén) podría estar justificada. Y sí, el lado derecho del cerebro es el lado más creativo. Algunos investigadores científicos sugieren que aunque factores como la dosis y la potencia de la hierba juegan un rol importante en ello, podría ser cierto. Para aquellos cuya exploración de sustancias va más allá de la marihuana, no podría ser una idea demasiado descabellada de que la creatividad aumente después consumir cannabis. Los humanos antiguos, como los egipcios y nativos americanos, eran aficionados a las substancias psicodélicas y la creación de arte. Pero antes de que los entusiastas de la marihuana se emocionen mucho sobre este potencial, los científicos dicen que las dosis demasiado altas en realidad podrían contrarrestar la creatividad. Así que parece que quizás hay una dosis precisa donde la marihuana inspira la creatividad. ¡Investiguemos! El estudio británico Carl Sagan es uno de los muchos grandes pensadores que han reportado altos niveles de pensamiento después de consumir marihuana. Para él, no se trataba solo sobre la inspiración para crear. La marihuana parecía tener el poder de llevar a su mente afuera de los lugares donde normalmente iba, dando espacio para nuevos tipos de pensamientos. En la crónica sobre la marihuana de Sagan llamada El Sr. X, él dice: “Me parece que la mayoría de los pensamientos que tengo cuando estoy drogado se tratan sobre problemas sociales, un área de erudición creativa muy diferente por el cual generalmente soy reconocido”. Y él no está solo en esa revelación. Hay muchos fumadores que experimentan cambios similares en los procesos mentales. Inclusive hay un estudio científico que sugiere lo mismo. La universidad University College en Londres intentó medir la "esquizotipia", de otra forma conocida como el pensamiento divergente, entre dos grupos de personas. El pensamiento divergente normalmente es analizado evaluando la capacidad de una persona de generar muchas soluciones para un solo problema. Al contrario, el pensamiento divergente es analizado al encontrar la mejor solución ante un solo problema. Por el propósito de este estudio, los investigadores estaban buscando señales de una mejor creatividad. En este estudio, los dos grupos fueron distinguidos por sus cualidades creativas (un grupo con baja creatividad vs un grupo con alta creatividad). Los usuarios regulares que consumen marihuana (aquellos que consumieron al menos 15 veces en un mes) también fueron analizados como una parte de este estudio. Interesantemente, los sujetos considerados usuarios regulares fueron enviados a casa para fumar su propia marihuana. Ellos no fueron analizados en laboratorios, en cambio, les dieron tareas para hacer en casa, tanto cuando estaban sobrios como cuando estaban drogados. La idea detrás de estos tres grupos era evaluar cómo la marihuana afectaba la creatividad de los diferentes tipos de personas. En el grupo de baja creatividad, los investigadores descubrieron que el pensamiento divergente aumentaba profundamente después de fumar marihuana. De hecho, el grupo de baja creatividad (después de haber fumado marihuana), era considerado tan creativo como el grupo altamente creativo cuando estaban sobrios. Desafortunadamente para el grupo de alta creatividad, no se observaron tales resultados: No hubo un gran cambio en el pensamiento divergente para los que ya eran creativos. ¿Qué nos dice esto? Básicamente, si tú ya eres creativo, no es la marihuana lo que te está ayudando. ¡Eres tú! Pero si no eres muy creativo, entonces el cannabis podría ser la herramienta perfecta para inspirarte. Los líderes de esta investigación notaron que la marihuana no hacía una gran diferencia para aquellos que ya se consideraban a sí mismos artistas. Esto es interesante, porque generalmente son los artistas los que defienden el potencial creativo que ofrece el cannabis. El estudio holandés Aunque los investigadores británicos parecían pensar un poco que la marihuana podría ser buena para las personas con falta de creatividad, los holandeses tenían algo diferente para decir. El estudio holandés fue realizado en 2015 en la Universidad de Leiden. En los sujetos se analizaron tanto los procesos divergentes como convergentes. Los sujetos de este estudio estuvieron limitados a usuarios regulares que consumían cannabis, cuyas repercusiones discutiremos más adelante. Ahora tiene sentido que el THC podrían tener el efecto de disparar todas las neuronas – del tipo que pavimenta el camino hacia un pensamiento creativo. Sin embargo, en el estudio holandés se descubrió que ocurre hasta cierto alcance. Después de eso, comienza a tener el efecto totalmente opuesto. Las dos dosis que fueron analizadas fueron 5.5 mg y 22 mg de THC. La dosis menor demostró un incremento ligero en el pensamiento divergente, mientras que con 22 mg la creatividad de los sujetos bajó a un punto menor en comparación a cuando estaban sobrios. Eso significa que después de cierto punto, el cannabis en realidad podría volverse perjudicial para el flujo de la creatividad. Se descubrió que los sujetos perdieron rasgos como la originalidad y la flexibilidad después del límite. ¿Entonces por qué es importante que todos los sujetos eran frecuentadores en el mundo de la marihuana? Bien, se ha observado que los usuarios regulares que consumen cannabis experimentan niveles más bajos de dopamina en general en comparación a los no fumadores. Y nosotros sabemos que los niveles de dopamina en el cerebro tienen efecto en la creatividad. Es probable que este grupo de usuarios es afectado diferentemente en comparación a aquellos que no fuman marihuana tan a menudo. Habiendo dicho todo esto, es posible que los usuarios poco frecuentes podrían no tener este “límite”, por el simple hecho que los niveles de dopamina están más estables. Esto quizás explica la diferencia en los resultados entre el estudio británico y el estudio holandés. ¡Esta diferencia también podría tener algo que ver con la diferencia entre la potencia de la marihuana británica y la marihuana holandesa! Las mejores cepas para la creatividad Quizás quieres poner tus manos en lo que sea que los Beatles fumaban antes de componer algunas de sus mejores canciones. Bien, desafortunadamente, realmente no sabemos lo que fumaban. Pero podemos recomendar un par de diferentes cepas para aumentar tu creatividad. • AK-48: Una fumada es suficiente para que comience a fluir la creatividad con el AK-48. Es estimulante, dándote la urgencia de crear. • Sour Diesel: Esta cepa es casi 90% sativa, convirtiéndola en el tipo de cepa que te llena con energía y entusiasmo. Una gran cepa antes de prepararte para actividades creativas. • Jack Herer: Los efectos del Jack Herer son duraderos, dándote sesiones largas de concentración interna que es el lugar de nacimiento de toda la creatividad. • Durban Poison: La Durban Poison no tiene mucho THC, pero es una sativa pura. Es genial para un repunte de energía sin ser abrumante, ¡y te mantiene creativo por un buen rato! La tendencia humana con las sustancias psicodélicas Apartando toda la investigación científica, los humanos han estado consumiendo sustancias psicodélicas como inspiración para el arte desde hace mucho tiempo. Los antiguos egipcios se daban un buen gusto con el loto azul y contando historias mitológicas en las paredes de las pirámides. Los indios americanos todavía toman peyote y hacen pinturas hasta la actualidad, el arte es una parte enorme de la tradición chamánica. Hablando sobre tiempos más recientes, solo necesitamos pensar sobre los Beatles, quienes literalmente escribieron una canción sobre el LSD (Lucy in the Sky with Diamonds). En la comunidad psicodélica, hay un enorme énfasis en la creatividad, así sea para la música o arte visual. Llamémoslo algo así como una tendencia que los humanos tienen cuando consumen substancias psicodélicas – y la marihuana no es una excepción. La evidencia anecdótica sugiere que a los humanos les gusta mucho consumir sustancias psicodélicas y ponerse creativos. Y para todas las intenciones y propósitos, esto también ha sido extensivamente estudiado. El primer estudio se llevó a cabo en los 60s, buscando medir las habilidades de resolución de problemas de ingenieros bajo los efectos del LSD. Siempre ha habido una sospecha secreta que nosotros somos mejores en ciertas cosas cuando estamos drogados. Y ese podría ser el por qué muchos artistas tienen el hábito de fumar hierba, beber o disfrutar de un viaje psilocibino cada cierto tiempo. Es posible que es el estado de “sentirse bien” el que alienta el flujo de la creatividad, ¡o quizás realmente tiene algo que ver con la química de nuestro cerebro!

Carl Sagan es uno de los muchos grandes pensadores que han reportado altos niveles de pensamiento después de consumir marihuana. Para él, no se trataba solo sobre la inspiración para crear. La marihuana parecía tener el poder de llevar a su mente afuera de los lugares donde normalmente iba, dando espacio para nuevos tipos de pensamientos.

En la crónica sobre la marihuana de Sagan llamada El Sr. X, él dice: “Me parece que la mayoría de los pensamientos que tengo cuando estoy drogado se tratan sobre problemas sociales, un área de erudición creativa muy diferente por el cual generalmente soy reconocido”.

Y él no está solo en esa revelación. Hay muchos fumadores que experimentan cambios similares en los procesos mentales. Inclusive hay un estudio científico que sugiere lo mismo.

La universidad University College en Londres intentó medir la «esquizotipia», de otra forma conocida como el pensamiento divergente, entre dos grupos de personas. El pensamiento divergente normalmente es analizado evaluando la capacidad de una persona de generar muchas soluciones para un solo problema. Al contrario, el pensamiento divergente es analizado al encontrar la mejor solución ante un solo problema.

Por el propósito de este estudio, los investigadores estaban buscando señales de una mejor creatividad. En este estudio, los dos grupos fueron distinguidos por sus cualidades creativas (un grupo con baja creatividad vs un grupo con alta creatividad). Los usuarios regulares que consumen marihuana (aquellos que consumieron al menos 15 veces en un mes) también fueron analizados como una parte de este estudio.

Interesantemente, los sujetos considerados usuarios regulares fueron enviados a casa para fumar su propia marihuana. Ellos no fueron analizados en laboratorios, en cambio, les dieron tareas para hacer en casa, tanto cuando estaban sobrios como cuando estaban drogados. La idea detrás de estos tres grupos era evaluar cómo la marihuana afectaba la creatividad de los diferentes tipos de personas.

En el grupo de baja creatividad, los investigadores descubrieron que el pensamiento divergente aumentaba profundamente después de fumar marihuana. De hecho, el grupo de baja creatividad (después de haber fumado marihuana), era considerado tan creativo como el grupo altamente creativo cuando estaban sobrios. Desafortunadamente para el grupo de alta creatividad, no se observaron tales resultados: No hubo un gran cambio en el pensamiento divergente para los que ya eran creativos.

¿Qué nos dice esto? Básicamente, si tú ya eres creativo, no es la marihuana lo que te está ayudando. ¡Eres tú! Pero si no eres muy creativo, entonces el cannabis podría ser la herramienta perfecta para inspirarte.

Los líderes de esta investigación notaron que la marihuana no hacía una gran diferencia para aquellos que ya se consideraban a sí mismos artistas. Esto es interesante, porque generalmente son los artistas los que defienden el potencial creativo que ofrece el cannabis.

El estudio holandés

Aunque los investigadores británicos parecían pensar un poco que la marihuana podría ser buena para las personas con falta de creatividad, los holandeses tenían algo diferente para decir. El estudio holandés fue realizado en 2015 en la Universidad de Leiden.

En los sujetos se analizaron tanto los procesos divergentes como convergentes. Los sujetos de este estudio estuvieron limitados a usuarios regulares que consumían cannabis, cuyas repercusiones discutiremos más adelante.

Ahora tiene sentido que el THC podrían tener el efecto de disparar todas las neuronas – del tipo que pavimenta el camino hacia un pensamiento creativo. Sin embargo, en el estudio holandés se descubrió que ocurre hasta cierto alcance. Después de eso, comienza a tener el efecto totalmente opuesto.

Las dos dosis que fueron analizadas fueron 5.5 mg  y 22 mg de THC. La dosis menor demostró un incremento ligero en el pensamiento divergente, mientras que con 22 mg la creatividad de los sujetos bajó a un punto menor en comparación a cuando estaban sobrios.

Eso significa que después de cierto punto, el cannabis en realidad podría volverse perjudicial para el flujo de la creatividad. Se descubrió que los sujetos perdieron rasgos como la originalidad y la flexibilidad después del límite.

¿Entonces por qué es importante que todos los sujetos eran frecuentadores en el mundo de la marihuana?

Bien, se ha observado que los usuarios regulares que consumen cannabis experimentan niveles más bajos de dopamina en general en comparación a los no fumadores. Y nosotros sabemos que los niveles de dopamina en el cerebro tienen efecto en la creatividad. Es probable que este grupo de usuarios es afectado diferentemente en comparación a aquellos que no fuman marihuana tan a menudo.

Habiendo dicho todo esto, es posible que los usuarios poco frecuentes podrían no tener este “límite”, por el simple hecho que los niveles de dopamina están más estables. Esto quizás explica la diferencia en los resultados entre el estudio británico y el estudio holandés. ¡Esta diferencia también podría tener algo que ver con la diferencia entre la potencia de la marihuana británica y la marihuana holandesa!

Las mejores cepas para la creatividad

¿Es solo una coincidencia que tantos músicos, artistas y emprendedores han admitido consumir cannabis? Hay un enorme número de famosos genios creativos y decoradores que afirman que el cannabis hace fluir su creatividad. ¿Cuánta verdad hay en ello? La mayoría de nosotros que hemos tenido experiencia con la marihuana inclusive podemos testificar que nos da más pensamientos creativos, inclusive si no nos hace crear nuestra próxima obra maestra. La sospecha de que el cannabis juega un papel importante en la actividad del lado derecho del cerebro (de la cual Carl Sagan habla detalladamente en su libro: Los dragones del Edén) podría estar justificada. Y sí, el lado derecho del cerebro es el lado más creativo. Algunos investigadores científicos sugieren que aunque factores como la dosis y la potencia de la hierba juegan un rol importante en ello, podría ser cierto. Para aquellos cuya exploración de sustancias va más allá de la marihuana, no podría ser una idea demasiado descabellada de que la creatividad aumente después consumir cannabis. Los humanos antiguos, como los egipcios y nativos americanos, eran aficionados a las substancias psicodélicas y la creación de arte. Pero antes de que los entusiastas de la marihuana se emocionen mucho sobre este potencial, los científicos dicen que las dosis demasiado altas en realidad podrían contrarrestar la creatividad. Así que parece que quizás hay una dosis precisa donde la marihuana inspira la creatividad. ¡Investiguemos! El estudio británico Carl Sagan es uno de los muchos grandes pensadores que han reportado altos niveles de pensamiento después de consumir marihuana. Para él, no se trataba solo sobre la inspiración para crear. La marihuana parecía tener el poder de llevar a su mente afuera de los lugares donde normalmente iba, dando espacio para nuevos tipos de pensamientos. En la crónica sobre la marihuana de Sagan llamada El Sr. X, él dice: “Me parece que la mayoría de los pensamientos que tengo cuando estoy drogado se tratan sobre problemas sociales, un área de erudición creativa muy diferente por el cual generalmente soy reconocido”. Y él no está solo en esa revelación. Hay muchos fumadores que experimentan cambios similares en los procesos mentales. Inclusive hay un estudio científico que sugiere lo mismo. La universidad University College en Londres intentó medir la "esquizotipia", de otra forma conocida como el pensamiento divergente, entre dos grupos de personas. El pensamiento divergente normalmente es analizado evaluando la capacidad de una persona de generar muchas soluciones para un solo problema. Al contrario, el pensamiento divergente es analizado al encontrar la mejor solución ante un solo problema. Por el propósito de este estudio, los investigadores estaban buscando señales de una mejor creatividad. En este estudio, los dos grupos fueron distinguidos por sus cualidades creativas (un grupo con baja creatividad vs un grupo con alta creatividad). Los usuarios regulares que consumen marihuana (aquellos que consumieron al menos 15 veces en un mes) también fueron analizados como una parte de este estudio. Interesantemente, los sujetos considerados usuarios regulares fueron enviados a casa para fumar su propia marihuana. Ellos no fueron analizados en laboratorios, en cambio, les dieron tareas para hacer en casa, tanto cuando estaban sobrios como cuando estaban drogados. La idea detrás de estos tres grupos era evaluar cómo la marihuana afectaba la creatividad de los diferentes tipos de personas. En el grupo de baja creatividad, los investigadores descubrieron que el pensamiento divergente aumentaba profundamente después de fumar marihuana. De hecho, el grupo de baja creatividad (después de haber fumado marihuana), era considerado tan creativo como el grupo altamente creativo cuando estaban sobrios. Desafortunadamente para el grupo de alta creatividad, no se observaron tales resultados: No hubo un gran cambio en el pensamiento divergente para los que ya eran creativos. ¿Qué nos dice esto? Básicamente, si tú ya eres creativo, no es la marihuana lo que te está ayudando. ¡Eres tú! Pero si no eres muy creativo, entonces el cannabis podría ser la herramienta perfecta para inspirarte. Los líderes de esta investigación notaron que la marihuana no hacía una gran diferencia para aquellos que ya se consideraban a sí mismos artistas. Esto es interesante, porque generalmente son los artistas los que defienden el potencial creativo que ofrece el cannabis. El estudio holandés Aunque los investigadores británicos parecían pensar un poco que la marihuana podría ser buena para las personas con falta de creatividad, los holandeses tenían algo diferente para decir. El estudio holandés fue realizado en 2015 en la Universidad de Leiden. En los sujetos se analizaron tanto los procesos divergentes como convergentes. Los sujetos de este estudio estuvieron limitados a usuarios regulares que consumían cannabis, cuyas repercusiones discutiremos más adelante. Ahora tiene sentido que el THC podrían tener el efecto de disparar todas las neuronas – del tipo que pavimenta el camino hacia un pensamiento creativo. Sin embargo, en el estudio holandés se descubrió que ocurre hasta cierto alcance. Después de eso, comienza a tener el efecto totalmente opuesto. Las dos dosis que fueron analizadas fueron 5.5 mg y 22 mg de THC. La dosis menor demostró un incremento ligero en el pensamiento divergente, mientras que con 22 mg la creatividad de los sujetos bajó a un punto menor en comparación a cuando estaban sobrios. Eso significa que después de cierto punto, el cannabis en realidad podría volverse perjudicial para el flujo de la creatividad. Se descubrió que los sujetos perdieron rasgos como la originalidad y la flexibilidad después del límite. ¿Entonces por qué es importante que todos los sujetos eran frecuentadores en el mundo de la marihuana? Bien, se ha observado que los usuarios regulares que consumen cannabis experimentan niveles más bajos de dopamina en general en comparación a los no fumadores. Y nosotros sabemos que los niveles de dopamina en el cerebro tienen efecto en la creatividad. Es probable que este grupo de usuarios es afectado diferentemente en comparación a aquellos que no fuman marihuana tan a menudo. Habiendo dicho todo esto, es posible que los usuarios poco frecuentes podrían no tener este “límite”, por el simple hecho que los niveles de dopamina están más estables. Esto quizás explica la diferencia en los resultados entre el estudio británico y el estudio holandés. ¡Esta diferencia también podría tener algo que ver con la diferencia entre la potencia de la marihuana británica y la marihuana holandesa! Las mejores cepas para la creatividad Quizás quieres poner tus manos en lo que sea que los Beatles fumaban antes de componer algunas de sus mejores canciones. Bien, desafortunadamente, realmente no sabemos lo que fumaban. Pero podemos recomendar un par de diferentes cepas para aumentar tu creatividad. • AK-48: Una fumada es suficiente para que comience a fluir la creatividad con el AK-48. Es estimulante, dándote la urgencia de crear. • Sour Diesel: Esta cepa es casi 90% sativa, convirtiéndola en el tipo de cepa que te llena con energía y entusiasmo. Una gran cepa antes de prepararte para actividades creativas. • Jack Herer: Los efectos del Jack Herer son duraderos, dándote sesiones largas de concentración interna que es el lugar de nacimiento de toda la creatividad. • Durban Poison: La Durban Poison no tiene mucho THC, pero es una sativa pura. Es genial para un repunte de energía sin ser abrumante, ¡y te mantiene creativo por un buen rato! La tendencia humana con las sustancias psicodélicas Apartando toda la investigación científica, los humanos han estado consumiendo sustancias psicodélicas como inspiración para el arte desde hace mucho tiempo. Los antiguos egipcios se daban un buen gusto con el loto azul y contando historias mitológicas en las paredes de las pirámides. Los indios americanos todavía toman peyote y hacen pinturas hasta la actualidad, el arte es una parte enorme de la tradición chamánica. Hablando sobre tiempos más recientes, solo necesitamos pensar sobre los Beatles, quienes literalmente escribieron una canción sobre el LSD (Lucy in the Sky with Diamonds). En la comunidad psicodélica, hay un enorme énfasis en la creatividad, así sea para la música o arte visual. Llamémoslo algo así como una tendencia que los humanos tienen cuando consumen substancias psicodélicas – y la marihuana no es una excepción. La evidencia anecdótica sugiere que a los humanos les gusta mucho consumir sustancias psicodélicas y ponerse creativos. Y para todas las intenciones y propósitos, esto también ha sido extensivamente estudiado. El primer estudio se llevó a cabo en los 60s, buscando medir las habilidades de resolución de problemas de ingenieros bajo los efectos del LSD. Siempre ha habido una sospecha secreta que nosotros somos mejores en ciertas cosas cuando estamos drogados. Y ese podría ser el por qué muchos artistas tienen el hábito de fumar hierba, beber o disfrutar de un viaje psilocibino cada cierto tiempo. Es posible que es el estado de “sentirse bien” el que alienta el flujo de la creatividad, ¡o quizás realmente tiene algo que ver con la química de nuestro cerebro!

Quizás quieres poner tus manos en lo que sea que los Beatles fumaban antes de componer algunas de sus mejores canciones. Bien, desafortunadamente, realmente no sabemos lo que fumaban. Pero podemos recomendar un par de diferentes cepas para aumentar tu creatividad.

  • AK-48: Una fumada es suficiente para que comience a fluir la creatividad con el AK-48. Es estimulante, dándote la urgencia de crear.
  • Sour Diesel: Esta cepa es casi 90% sativa, convirtiéndola en el tipo de cepa que te llena con energía y entusiasmo. Una gran cepa antes de prepararte para actividades creativas.
  • Jack Herer: Los efectos del Jack Herer son duraderos, dándote sesiones largas de concentración interna que es el lugar de nacimiento de toda la creatividad.
  • Durban Poison: La Durban Poison no tiene mucho THC, pero es una sativa pura. Es genial para un repunte de energía sin ser abrumante, ¡y te mantiene creativo por un buen rato!

La tendencia humana con las sustancias psicodélicas

Apartando toda la investigación científica, los humanos han estado consumiendo sustancias psicodélicas como inspiración para el arte desde hace mucho tiempo. Los antiguos egipcios se daban un buen gusto con el loto azul y contando historias mitológicas en las paredes de las pirámides. Los indios americanos todavía toman peyote y hacen pinturas hasta la actualidad, el arte es una parte enorme de la tradición chamánica.

Hablando sobre tiempos más recientes, solo necesitamos pensar sobre los Beatles, quienes literalmente escribieron una canción sobre el LSD (Lucy in the Sky with Diamonds). En la comunidad psicodélica, hay un enorme énfasis en la creatividad, así sea para la música o arte visual.

Llamémoslo algo así como una tendencia que los humanos tienen cuando consumen substancias psicodélicas – y la marihuana no es una excepción.

La evidencia anecdótica sugiere que a los humanos les gusta mucho consumir sustancias psicodélicas y ponerse creativos. Y para todas las intenciones y propósitos, esto también ha sido extensivamente estudiado. El primer estudio se llevó a cabo en los 60s, buscando medir las habilidades de resolución de problemas de ingenieros bajo los efectos del LSD.

Siempre ha habido una sospecha secreta que nosotros somos mejores en ciertas cosas cuando estamos drogados. Y ese podría ser el por qué muchos artistas tienen el hábito de fumar hierba, beber o disfrutar de un viaje psilocibino cada cierto tiempo. Es posible que es el estado de “sentirse bien” el que alienta el flujo de la creatividad, ¡o quizás realmente tiene algo que ver con la química de nuestro cerebro!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor

  • Author_profiles-WSS-Sera Jane Ghaly

    Sera Jane Ghaly

    A mí me gusta llamarme a mí misma la gitana viajera errante del mundo. Nacida en Melbourne Australia, pero renacida en prácticamente cualquier otra parte del mundo. Yo tengo una obsesión saludable con las palabras y los idiomas, usándolos como un vehículo para navegar a través de esta experiencia humana multidimensional. Mi entusiasmo por la marihuana comenzó en los Estados Unidos, y desde entonces he estado viajando por el mundo con la hierba como mi inspiración. La dulce Mary Jane me ha llevado a muchas partes del mundo, desde participar en ceremonias chamánicas en el Amazonas hasta fumar ganja con los Babas en la India. ¡La persona número uno con la que me encantaría fumar un porro es Joe Rogan!
    Más sobre este autor
Ir arriba